Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a procedimientos y normas comunes en los Estados miembros para el retorno de los nacionales de terceros países que se encuentren ilegalmente en su territorio

mayo 13, 2008

Informe del Parlamento Europeo sobre la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a procedimientos y normas comunes en los Estados miembros para el retorno de los nacionales de terceros países que se encuentren ilegalmente en su territorio

Anuncios

La directiva europea para los ‘sin papeles’ depende del voto de España

mayo 8, 2008

El País, ANDREU MISSÉ, 2008-05-07

La Unión Europea debatirá hoy la directiva de retorno de emigrantes sin papeles que supone una reducción de las garantías legales respecto a la propuesta de la Comisión presentada en 2005. Actualmente llegan a la UE entre medio millón y un millón de inmigrantes sin permiso al año, situación en la que se encuentran unas ocho millones de personas. Lo que haga España, que hasta última hora de ayer mantenía una posición dubitativa, será decisivo para que salga adelante la norma. Para lograr la minoría de bloqueo son necesarios 80 votos y España tiene 27.
La nueva directiva es mucho menos garantista que el proyecto de la Comisión de hace dos años y medio, al rebajar el control de las autoridades judiciales en los procesos de retención de los inmigrantes sin papeles. Como regla general la propuesta inicial exigía que las órdenes de internamiento se dictaran “por autoridades judiciales”. Ahora, el “internamiento podrá ser decidido por las autoridades administrativas o judiciales”.
En casos urgentes, en el proyecto inicial se permitía la detención por orden administrativa, pero debía “ser confirmada por las autoridades judiciales en el plazo de 72 horas”. En la nueva propuesta, en el supuesto de que el internamiento haya sido ordenado por una autoridad administrativa, los Estados “dispondrán el control judicial lo más rápidamente posible”, pero no se fija un límite temporal.
Otra diferencia importante es que en el proyecto de 2005 el límite máximo de detención era de seis meses, “con control de las autoridades judiciales, por lo menos una vez al mes”. Ahora se permite la detención hasta los 18 meses en casos en que pueda prolongarse la “operación de expulsión debido a la falta de cooperación” del afectado o “por demoras en la obtención de la documentación necesaria que deban expedir terceros países”. También se permite la detención de menores no acompañados, aunque esta medida se tomará “sólo como último recurso y por el menor tiempo posible”.
El proyecto inicial de la Comisión fue rechazado en principio por todo el mundo. Por una parte, no resolvía los problemas de los países que sufren una presión migratoria más fuerte como España, Italia y Francia, que a la vez disponen de la legislación más proteccionista. Al mismo tiempo, también era rechazada por los países con legislaciones más duras como Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Grecia, Irlanda, Malta y Holanda, que tienen periodos de detención ilimitados y consideran la directiva una limitación de sus facultades.
La propuesta que ha encontrado la presidencia eslovena es un punto de equilibrio, que supone más garantías para los emigrantes sin papeles en los países que ahora pueden ser detenidos indefinidamente y expulsados por simple declaración verbal. Sin embargo, permitirá endurecer la legislación en España, Italia y Francia.
El reciente cambio de posición de Holanda y Suecia, al aceptar límites al tiempo de detención, ha abierto la puerta a una posibilidad de acuerdo. La decisión debe tomarse por mayoría absoluta. La posición de España será decisiva. Si la directiva se aprueba hoy con el texto actual, entonces ya sólo quedará pendiente de su aprobación por el Parlamento Europeo, el 5 de junio. Las posiciones en la Eurocámara están muy divididas incluso en el seno de la mayoría de los partidos.


Ante propuesta PP – SOS Racismo-rechazo

febrero 7, 2008

FEDERACIÓN de SOS RACISMO MUESTRA SU MÁS FIRME RECHAZO AL “CONTRATO DE INTEGRACIÓN” PROPUESTO POR EL PARTIDO POPULAR DE CARA A LAS PRÓXIMAS ELECCIONES.

La Federación de Asociaciones de SOS Racismo del Estado español rechaza enérgicamente la propuesta del PP por ser  una iniciativa explícitamente racista en contenido  y planteamiento. La igualdad de derechos y deberes de todos los ciudadanos y ciudadanas son principios básicos y esenciales de todo Estado de Derecho, cuyo disfrute no puede ser discriminatorio. El Partido Popular mediante su propuesta viola los principios básicos del Estado de Derecho, al condicionar el disfrute y el ejercicio de estos derechos a la firma de un documento. Esta propuesta es claramente anticonstitucional, y contraria al derecho internacional.

Ningún programa electoral de un partido que se considere democrático puede desvirtuar estos principios de igualdad. Propuestas como éstas legitiman el racismo institucional, un racismo institucional que el PP llevó a la máxima cuando gobernaba.Desde SOS Racismo queremos hacer llegar los siguientes argumentos:  

·        El PP tiene una trayectoria consolidada de utilizar la inmigración como arma electoral y desde hace tiempo su estrategia es buscar el voto xenófobo. El fomento de los tópicos negativos de la inmigración, el fomento del miedo y de la alarma social ante ésta son argumentos que el PP usa en cada campaña sin importarle las consecuencias sociales que implican.

·         Mediante esta propuesta, el Partido Popular esta lanzando un peligroso mensaje como si las ciudadanas y los ciudadanos extranjeros no respetasen las leyes, sigue vinculando inmigración con delincuencia y estigmatizando a las personas inmigradas que recordemos forman parte de esta sociedad, son nuestros vecinos y vecinas. Propuestas como éstas fomentan el racismo social y legitiman las actitudes y acciones xenófobas en la sociedad.

·         Hay que recordar al PP que el  concepto de integración es necesariamente un proceso bidireccional y que ha de partir de una igualdad de derechos.  La propuesta del PP  deja de ser integración para convertirse en una imposición unidireccional totalmente asimilacionista, defendiendo términos tan ambiguos, ridículos y demagógicos como es el término “costumbre”.

Con esta propuesta, se agrava aun más la situación actual de dependencia respecto a quien contrata, las personas extranjeras serán tratadas como trabajadores y trabajadoras sujetos a explotación laboral debiendo aceptar cualquier trabajo para estar en España o como contrapartes en un contrato ilegal, inconstitucional y etnocentrista, nunca como ciudadanas.

Por todo ello, la FEDERACIÓN DE SOS RACISMO:

1.      DENUNCIA el uso electoralista de una visión alarmista y demagógica del fenómeno de la inmigración, que promueve la xenofobia y el racismo social.

2.      EXIGE el rechazo y la retirada de esta propuesta electoral que viola los principios básicos del Estado de Derecho y del Derecho. Las normas internacionales de Derechos Humanos y los principios del Estado de Derecho no pueden ser objeto de demagogia electoral.

3    EXIGE una campaña electoral sin xenofobia, rigurosa, ética y respetuosa con los DDHH, nos jugamos la cohesión social. FEDERACIÓN ASOCIACIONES DE SOS RACISMO DEL ESTADO ESPAÑOL

7 de febrero de 2008

Federación Estatal SOS Racismo
federacion@sosracismo.es – javier ramirez: 607369230 – 610764638